Holocausto – En los próximos años, no habrá más testigos personales de los horrores vivos en Israel.

0
162
holocausto

Los horrores del Holocausto

Ahora que llega otro Día de Conmemoración de los Héroes y Mártires del Holocausto esta noche, uno debe pensar en el momento no muy lejano en el que ya no habrá testigos vivos de los horrores que ocurrieron antes y durante la Segunda Guerra Mundial.

Un total de 175.000 sobrevivientes del Holocausto (el 60% de ellos mujeres) están vivos, y cada día, un promedio de 41 mueren, con un total anual de 14.264 pereciendo en 2020. Según las últimas cifras, el 83% de ellos ya han marcado su 80 th cumpleaños, y su edad media es de 84. el dieciocho por ciento (o 34.000) son de 90 años de edad o más y más de 900 son centenarios (mayores de 100).

Las ciudades con el mayor número de supervivientes son Haifa (12.100), seguida de Jerusalén (10.800), Tel Aviv (9.500), Ashdod (8.700), Netanya (8.500), Beersheba (7.600), Petah Tikva (7.000) y Rishon Lezion ( 6,900). El grupo más grande de 63.000 nació en la ex Unión Soviética, seguido de Rumania (20.500), Polonia (9.600), Bulgaria (4.800), Hungría (2.500) y Alemania (2.500), pero hubo decenas de miles que sufrieron de anti -Semitismo y pogromos en el norte de África y Asia. 

Según organizaciones de servicios sociales, el 22% de los sobrevivientes del Holocausto tuvieron que renunciar a servicios y compras vitales el año pasado debido a la falta de dinero; El 33% no puede pagar los servicios dentales, el 45% dice que no puede cubrir los gastos básicos, el 27% necesita ayuda para comprar audífonos, el 43% no tiene suficiente dinero para comprar los anteojos que necesita y el 51% necesita ayuda para comprar comida. 

El Ministerio de Trabajo y Bienestar Social de Israel anunció en vísperas del Día de la Conmemoración del Holocausto que proporciona el 20% – más de 36.000 sobrevivientes israelíes con servicios de diversa índole. 

Estos incluyen ayuda para la compra de alimentos, clubes sociales, promoción de la alfabetización digital, transporte para aquellos que tienen dificultades para acceder a servicios vitales y apoyo psicológico. 

Yariv Mann, jefe de la división de ancianos del ministerio, dijo que “el año pasado trajo nuevos desafíos para brindar asistencia a los sobrevivientes del Holocausto. 

La necesidad del distanciamiento social y los lineamientos del Ministerio de Salud para prevenir la propagación del COVID-19 nos han obligado a buscar soluciones creativas para mantenernos en contacto con ellos. Con el cuidadoso regreso a la rutina, estamos trabajando para adaptar los distintos planes a la nueva realidad ”. 

Labor and Social Welfare gasta alrededor de 80 millones de NIS por año (US $ 24 millones) en varios programas para ayudar al Holocausto, como satisfacer sus necesidades financieras, incluida la atención dental y los audífonos y la vista, pero no es suficiente.  

Hay unos 70 clubes sociales en el país que brindan una solución social junto con la seguridad alimentaria y 123 designados para sobrevivientes del Holocausto. Para los sobrevivientes del Holocausto que están confinados en sus hogares y tienen dificultades para acceder a los servicios que necesitan, el ministerio administra un programa que lleva los servicios a sus hogares. 

En cooperación con ERAN, la organización voluntaria de Primeros Auxilios Emocionales, el ministerio opera una línea de ayuda para brindar apoyo emocional a los sobrevivientes y sus familias a un costo de alrededor de 400.000 NIS. “Cada año, vemos un aumento en las consultas sobre el Día de la Conmemoración del Holocausto. Este año asistimos a más investigaciones, ya que el aislamiento y el distanciamiento social han creado más angustia ”, señaló Mann. 

La pandemia tuvo una gran influencia en los sobrevivientes, requiriendo la expansión de los servicios digitales y, al mismo tiempo, ayudando a enseñar conocimientos sobre computadoras y teléfonos inteligentes para una población que no siempre tiene la capacidad de hacer uso de herramientas tecnológicas. Un programa llamado Conectado operado por el ministerio con el Fondo de Bienestar del Holocausto utiliza estudiantes universitarios y universitarios que les enseñan alfabetización digital, especialmente para mantenerse en contacto con sus familiares y amigos. 

Además, el ministerio, en cooperación con las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), dirige el programa Amigos en Uniforme, una iniciativa nacional a gran escala para hacer frente al fenómeno de la soledad entre los supervivientes del Holocausto. Los departamentos de servicios sociales municipales localizan a los sobrevivientes del Holocausto sin hijos y remiten a las unidades adoptivas de las FDI, cuya función es 

para mantener un contacto regular con ellos. El ministerio también estableció contacto con 5,000 sobrevivientes del Holocausto a un club social virtual que funciona seis días a la semana, aliviando su soledad.

Los pensamientos de los israelíes sobre los supervivientes no deben suscitarse solo en el Día de la Conmemoración del Holocausto, sino todos los días del año.

DE ADAM ELIYAHU BERKOWITZ | 


Recibe cada día nuestras últimas noticias en tu Email…


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí