Francis Collins y otros líderes cristianos recomiendan usar mascarilla y vacunarse

0
17

“La vacunación es una provisión de Dios que ayudará a prevenir la enfermedad no solo entre nosotros, sino también entre los más vulnerables (Mateo 25:31-36)”, puede leerse en un comunicado firmado por una gran variedad de líderes cristianos, de los cuales muchos son científicos.

El documento, titulado “Una declaración cristiana para tiempos de pandemia”, ha sido publicado en la web BioLogos, una plataforma de ciencia y fe creada por el ganador del Premio Templeton y renombrado genetista Francis Collins, cristiano evangélico. Más de 5.000 personas han firmado el texto que anima a “llamar a los cristianos a seguir los consejos de los expertos de salud pública y apoyar a los científicos que están realizando una investigación biomédica crucial de la Covid-19”.

El comunicado, que ha sido firmado por científicos, teólogos, líderes eclesiales, autores y otros, dice: “Estamos profundamente preocupados por la polarización y la politización de la ciencia en la esfera pública cuando tantas vidas están en juego. La palabra ‘ciencia’ se ha convertido en un arma en la cultura de guerra. Se desprecia a los científicos y se ignoran sus hallazgos, mientras las teorías de la conspiración se vuelven virales. Tristemente, los cristianos también parecen susceptibles a estas tendencias. Los cristianos más reflexivos puedes estar en desacuerdo con las políticas públicas en respuesta al coronavirus, pero ninguno de nosotros debería ignorar la clara evidencia científica”.

“La Biblia dice que nuestros cuerpos están hechos de forma maravillosa por Dios (Salmo 139:14). Por lo tanto, quienes se dedican a la investigación biomédica, tanto si son cristianos como si no, están estudiando la misma obra de Dios”, remarcan.

Collins y otros científicos cristianos están involucrados en la investigación global para encontrar una vacuna que pueda ayudar a combatir el coronavirus. Más de 800.000 personas han fallecido a causa de la epidemia. “Buscar tratamiento médico no es una señal de una fe en Dios débil, sino una gran aceptación de los dones de Dios”, dice quienes firman el documento, donde también se describen los procesos en los que los científicos están trabajando para detener el virus.

Una apelación a las iglesias

A través del comunicado piden a las iglesias actuar con sabiduría espiritual. “Las pérdidas económicas y las privaciones sociales de la pandemia son dolorosas, y los cristianos que piensan en ello discreparán sobre como equilibrar esas necesidades con el aspecto sanitario. Aún más presente en nuestros corazones está el impacto de la cuarentena en las comunidades de la iglesia. Mientras las congregaciones reabren sus locales, los cristianos necesitan equilibrar el llamado de Dios a reunirse con el llamado de Dios a proteger a los más vulnerables entre nosotros. Necesitamos más que ciencia para tomar estas decisiones; necesitamos una fe bíblica para ser sabios y discernir (Santiago 3:13-18)”, señalan.

Además, añaden: “Tal y como los cristianos a lo largo de la historia han mostrado durante otras pandemias, nuestras fe es lo que nos mueve hacia una compasión mayor por los enfermos, los jóvenes, los viejos, y los vulnerables, mientras seguimos el mandato de Jesús de cuidar de los más pequeños de estos (Mateo 25:31-36). Nuestra fe nos pide sacrificarnos por otros y aceptar limitaciones temporales en nuestras libertades porque tenemos una libertad completa y permanente en Cristo (Hebreos 10:34). Nuestra fe nos ayuda a ser humildes y pacientes cuando hablamos de temas contenciosos (Efesios 4:2-3). Es nuestra fue, no la ciencia, que sobrepasa el miedo y trae esperanza. Dios es nuestro refugio y nuestra fortaleza, una ayuda omnipresente en la dificultad (Salmo 46:1)”.

El manifiesto concluye con algunos consejos prácticos para la situación, como la necesidad de “llevar mascarilla”, “vacunarse”, “corregir la desinformación”, “trabajar por la justicia” y “orar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí