Condenan en Alemania a un pastor protestante por discurso de odio contra los LGTB

0
14

Un tribunal de Bremen (Alemania) ha condenado a un conocido y controvertido pastor protestante por “discurso de odio contra los homosexuales”.

Olaf Latzel, pastor de la iglesia St. Martini en Bremen, de la Iglesia Evangélica de Alemania (EKD, protestantes), ha sido condenado a una multa de 8.100 euros. Latzel apelará la sentencia.

El tribunal llegó a la conclusión de que el pastor promovió el odio contra los homosexuales y atacó su dignidad en un seminario matrimonial en noviembre de 2019 en el que abordó las actividades de lo que llamó el “homolobby”.

Hablando a unas 30 parejas, dijo en un momento dado: “Por todos lados caminan los criminales del Christopher Street Day (la Marcha del Orgullo de Berlín). Toda esta basura de género es un ataque contra el orden de creación de Dios, es demoníaco y satánico”. El video fue publicado meses después en su canal de Youtube, pero posteriormente eliminado.

En el proceso, la defensa de Latzel dijo que sus puntos de vista estaban basados ​​en la Biblia y se referían a la homosexualidad como concepto y a activistas LGTB violentos, y no a las personas homosexuales.

El juez lo desestimó por considerar que “la orientación homosexual de una persona forma parte de su personalidad”.

El abogado de Latzel, dijo que la sentencia es una “catástrofe”. Lo describió como “la apertura de una puerta para restringir la libertad de expresión”, y agregó que “si bien hoy se trata de un punto de vista que se encuentra en la Biblia, mañana se tratará de cualquier otra opinión”.

Durante la sesión en la que se anunció la sentencia, varios grupos protestaban frente al juzgado, tanto a favor como en contra de Latzel.

Reacciones

El liderazgo de la Iglesia Protestante en Bremen, que anteriormente había “condenado en los términos más enérgicos” la conducta de Latzel, reaccionó a la sentencia diciendo que estaban “profundamente preocupados de que un pastor de nuestra iglesia sea condenado por promover el odio contra un grupo de personas”. También expresaron su preocupación por cómo el comportamiento de Latzel dañaba a la imagen de la Iglesia Protestante, añadiendo que abrirían una reflexión interna.

En el contexto evangélico, un jurista y columnista de la agencia de noticias evangélica alemana Idea se refirió al caso como una “sentencia claramente equivocada”. Por el contrario, un columnista de la revista evangélica Pro Medien Magazin concluyó que “la violencia verbal ruidosa contra los homosexuales puede unir a tus propios seguidores, pero alejará de la iglesia a otros para siempre”.

En las redes sociales, algunos cristianos expresaron “alivio” de que el “predicador del odio” finalmente hubiera sido sentenciado, mientras que otros advirtieron que los cristianos estaban comenzando a ser perseguidos “solo por predicar el evangelio”.

Una figura polémica y popular

Durante muchos años, Latzel ha sido una figura evangélica conservadora controvertida dentro de la iglesia protestante alemana (EKD), que es teológicamente liberal en su mayoría.

Su posición sobre el papel del liderazgo espiritual de la mujer, el ecumenismo y el islam a menudo ha chocado con la de otros pastores protestantes.

Sus posiciones teológicas y su uso del lenguaje han sido ampliamente criticados, provocando dos peticiones en Internet que pedían a la Iglesia Protestante de Bremen que lo destituyera de su cargo.

Sin embargo, la asistencia a la iglesia de St. Martini ha aumentado a más de 400 personas en los últimos años, y los suscriptores de su canal de Youtube superan ya los 26.000.

En el pasado, la iglesia St. Martini de Latzel ha denunciado ataques con pintura contra sus edificios y acciones de grupos LGBT interrumpiendo sus cultos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí