Argentina aprueba la ley del aborto

0
61

Argentina se ha convertido en el 67º país del mundo en legalizar el aborto, después de que el Senado haya ratificado en una ajustada votación (38 a favor, 29 en contra y una abstención) la ley que la Cámara de Diputados aprobó en primera instancia el pasado 11 de diciembre.

Apenas dos años después del último intento de despenalización del aborto, que acabó siendo rechazado por el Senado en agosto de 2018, la ley, presentada el pasado mes de noviembre por el presidente Alberto Fernández al Parlamento, ha recibido los apoyos políticos necesarios para su tramitación.

La norma prevé la posibilidad de abortar hasta la semana 14 de embarazo. A partir de entonces, se recoge como una opción para casos puntuales, tal y como contemplaba la ley actual, como violación o riesgo de salud para la madre y el feto. Las chicas menores de 16 años necesitarán la asistencia de un acompañante. Además se permite la objeción de conciencia pero se obliga a la clínica a facilitar otro profesional que pueda interrumpir la gestación o derivar el caso a otro centro. Junto a la ley también se ha aprobado el Plan de los Mil Días, que establece el pago de una Asignación Universal por Hijo para los niños menores de tres años.

“El aborto seguro, legal y gratuito es ley. Hoy somos una sociedad mejor que amplía derechos a las mujeres y garantiza la salud pública”, ha asegurado Fernández en un mensaje a través de las redes sociales. “Soy católico pero tengo que gobernar para todos”, ha añadido el presidente.

Reacciones

Desde el Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia han emitido un comunicado lamentando la aprobación de la ley y denunciando que el presidente Fernández la haya llevado adelante en plena pandemia. Una situación que, consideran, “ha impedido un adecuado debate social y político, imponiendo una decisión controvertida y delicada por la puerta de atrás”.

La entidad, que aglutina a una parte importante del liderazgo evangélico latinoamericano, había lanzado una campaña de alcance continental para reivindicar “las dos vidas en Argentina” con movilizaciones, oración y ayuno entre estos 25 y 28 de diciembre. Además, habían enviado una carta a Fernández animándole a que considerase “el legado de su presidencia”.

Ahora, en el comunicado publicado tras la legalización del aborto, el Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia asegura que “con esta decisión, Argentina rompe el principio de convencionalidad al legislar en sentido opuesto a los tratados internacionales” y sugiere que “habría que revisar si podría ser llevada a las cortes internacionales por esta decisión”.

Además, hacen un llamado a “los diputados provida” para que “impugnen esta ley y demanden un juicio de inconstitucionalidad”. También piden a la ciudadanía que se ha manifestado en contra de la norma que “no se desanime ni deje de luchar”. “Esta batalla ha estado sesgada por el poder presidencial que infiltró el poder legislativo bajo amenazas, presión política e incluso chantaje. La lucha comienza ahora para restituir la dignidad del congreso”, remarcan.

El presidente de la Confederación Evangélica Bautista, Hugo Márquez, ha señalado que “con la Ley de Interrupción Legal del Embarazo agregamos mayor dolor a este 2020”. Márquez ha calificado la decisión como una “legalización del derramamiento de sangre inocente”.

La Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República de Argentina (ACIERA) también ha lamentado la decisión, con la que ha asegurado que “Argentina ha retrocedido siglos de civilización y respeto al derecho supremo de la vida”. “Este tiempo de discusión sobre el poder de unos sobre la vida de otros ha mostrado una vez más el inmenso egoísmo del ser humano frente a otro ser humano desvalido, inocente y vulnerable”, han apuntado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí