“Como evangélicos, esperamos que un aire de responsabilidad sople en Italia”

0
86

Apenas dos semanas después de la descomposición del gobierno italiano y de la dimisión del hasta ahora primer ministro, Giuseppe Conte, la formación de un nuevo ejecutivo nacional parece próxima. Las opciones pasaban por un nuevo gabinete con Conte como primer ministro y con unos apoyos renovados que parece que nunca han llegado a existir, o la propuesta de otro nombre para encabezar una nueva formación gubernamental. Y los partidos con representación parlamentaria están trabajando sobre esta segunda idea, con un nombre ya conocido en la política italiana: el de Mario Draghi.

El expresidente del Banco Central Europeo, de 73 años, ha recibido el encargo del presidente de la República, Sergio Mattarella, para formar un nuevo ejecutivo que cada día parece más encaminado a convertirse en una realidad. Draghi cuenta con el apoyo de Italia Viva, con su líder, Matteo Renzi, señalando que “ama su figura” y asegurando que la llegada del economista al poder “era su sueño desde el primer día”. Además, también ha conseguido el apoyo de La Liga, lo que podría llevar a Matteo Salvini a ocupar de nuevo un ministerio en el gobierno, comprometiendo así el apoyo de otras formaciones como el Partido Democrático.

La opción de Draghi ha convencido también a las formaciones pequeñas del parlamento italiano, excepto a Hermanos de Italia, de Giorgia Meloni. En cuanto al grupo mayoritario, el Movimiento 5 Estrellas, desde el principio ha mostrado su aprobación a un ‘gobierno Draghi’, pero ahora ha decidido someter la decisión a una consulta con sus bases. “Mario Draghi es una elección de elevado nivel para este papel”, ha señalado en declaraciones a Protestante Digital el presidente de la Alianza Evangélica Italiana, Giacomo Ciccone.

Visto bueno de la Alianza Evangélica Italiana

El responsable de la principal entidad representativa de los evangélicos en Italia considera la opción de Draghi como “una elección importante”. “Siendo un técnico, podría disminuir la carga populista en la política italiana”, señala Ciccone, que critica precisamente al ex-primer ministro Conte precisamente por eso, por “ayudar a un mayor aumento del populismo”.

“Durante sus dos administraciones, los partidos considerados como populistas han crecido, y también se ha extendido un enfoque populista entre los partidos de la coalición de gobierno. Las dos reformas principales durante su segundo mandato, la reducción del número de diputados y senadores y algunas suspensiones de prescripción, han consternado a muchos expertos y constitucionalistas. El estilo institucional del ex-primer ministro ha sido bastante ‘expansivo’ a expensas del Parlamento y de la reforma de las leyes”, señala Ciccone.

#A1c#[photo_footer]El expresidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, suma muchos apoyos para convertirse en el nuevo primer ministro italiano. / Twitter @nacion[/photo_footer]

El presidente de la Alianza Evangélica Italiana remarca que “como evangélicos, esperamos que un aire de responsabilidad sople en Italia, no solo para las cuestiones financiera, sino también para el pluralismo, la defensa de las minorías y el fin de los privilegios de cualquier tipo”. “Lo que esperamos es que en el gabinete de Draghi haya algunos juristas prestigiosos en posiciones clave, como (la juez de la Corte Institucional Marta Cartabia) o Paola Severino, (que ya fue ministra de Justicia durante el mandato de Mario Monti). El responsable del Palazzo del Viminale (la sede del ministerio de Interior) es muy importante para nosotros porque la libertad religiosa es lo primera en nuestra agenda social”, añade.

“Italia necesita reformas contra los partidos y las oligarquías”

Uno de los retos que tendrá que afrontar Draghi, y que precipitó la caída de Conte, es la planificación de los más de 200.000 millones de euros que Italia recibe de la Unión Europea como ayuda extraordinaria a causa de los efectos de la pandemia. “Italia necesita reformas muy fuertes para hacer frente a lo partidos y las oligarquías, que se mantiene moviendo los hilos”, advierte Ciccone.

“El sistema electoral es solo un paradigma de una situación seria que afecta a muchas cosas. Italia es un gran país con aptitudes increíbles, pero la ‘italianidad’ no es siempre un cualidad. Una arraigada cultura católica romana no envuelve con una fuerte tendencia a delegar responsabilidades, y de esta manera los estamentos políticos tienen un amplio margen de maniobra para alcanzar sus objetivos. Esta es una razón más de la volatilidad de la política italiana”, explica el presidente de la Alianza Evangélica Italiana.

Mejora de la relación con el gobierno y medidas contra las conspiraciones

Parte del trabajo durante los últimos meses de la entidad que preside Ciccone se ha enfocado en negociar con el gobierno unos acuerdos que permitiesen mantener las iglesias abiertas y cumplir con las normas de seguridad. “Esperamos que el acercamiento del gobierno se mejore”, dice, porque “la gestión dual, con el Comité Científico y Técnico por un lado, y las decisiones políticas por el otro, han creado un efecto ‘ping-pong’ sobre las responsabilidades”. “Sería más conveniente habilitar un comité mixto científico y político. Además, el gobierno podría mejorar su acercamiento a las minorías religiosas superando su reiterada actitud paternalista”, remarca Ciccone.

Pero las relaciones con el gobierno no es lo único que ha dado especial trabajo a la Alianza. A nivel interno, la entidad también se ha tenido que enfocar en combatir lo que califican de “debilidad que sigue al empobrecimiento doctrinal de muchos cristianos evangélicos”, en relación a la polarización social y a la difusión de teorías conspiratorias. “En cierto sentido, es como el efecto continuado del enfoque de Constantino: tras la ilusión de una ‘sociedad cristiana’ en el momento presente, llegan las justificaciones de los conspiranoicos”, manifiesta Ciccone.

En este sentido, explica, parte del trabajo de los últimos meses se ha concentrado en enfatizar las posturas establecidas en algunas de las declaraciones más relevantes del cristianismo evangélico internacional, como las de Lausana, Manila o Ciudad del Cabo. “Estamos ayudando a los evangélicos a enfocarse en las cosas fundamentales: la fidelidad, la misión integral y un enfoque transformador”, añade.


Recibe cada día nuestras últimas noticias en tu Email…


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí