EEUU reconoce la soberanía marroquí en Sáhara Occidental y Rabat se reconcilia con Israel

0
22

La Casa Blanca ha reconocido de forma oficial la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental días después de la reactivación del conflicto entre Rabat y el Frente Polisario. “Estados Unidos reafirma su apoyo a la propuesta a la propuesta de autonomía seria, creíble y realista de Marruecos como la única base para una solución justa y duradera a la disputa por el territorio de Sáhara Occidental”, ha señalado el presidente Donald Trump en un comunicado, donde también ha garantizado que “para facilitar el progreso, Estados Unidos fomentará el desarrollo económico y social en Marruecos, incluido el territorio en disputa”.

El Frente Polisario ha señalado que el anuncio de Estados Unidos “no cambia en nada” la situación saharaui porque, consideran, “no le corresponde” ninguna competencia. Además, han considerado la decisión de Trump de “flagrante violación” de las resoluciones tomadas por Naciones Unidas sobre el conflicto.

De forma simultánea a la declaración de apoyo a Mohammed VI, el presidente estadounidense también ha anunciado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Marruecos e Israel. “Nuestros dos grandes amigos, Israel y el Reino de Marruecos, han acordado mantener relaciones diplomáticas, un gran avance para la paz en Oriente Medio”, ha afirmado Trump en Twitter. El Estado marroquí se convierte en el cuarto país árabe que se añade a los ‘Acuerdos de Abraham’, después de Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Sudán, que han comunicado su decisión durante los últimos cuatro meses.

El del Sáhara Occidental, un conflicto de 45 años

El conflicto en el Sáhara Occidental se inició en 1975, cuando España abandonó el territorio y Marruecos y Mauritania se lo repartieron en el marco de los Acuerdos de Madrid. En 1976, el Frente Polisario proclamó la independencia de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), que cuenta con un reconocimiento internacional limitado por parte de un número variable (en función de las fuentes que se consultan) de países, como México y Sudáfrica. También es miembro de la Unión Africana.

Tras 16 años de enfrentamientos armados, el Frente Polisario y Rabat alcanzaron en 1991 un acuerdo de alto el fuego que se había mantenido hasta ahora. “La comunidad internacional no reconoce la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, lo que sigue siendo propiedad exclusiva del pueblo saharaui”, han subrayado desde la Unión Africana, que también consideran el reconocimiento de Estados Unidos como una “agresión” contra ellos ya que tanto Marruecos como la RASD son estados miembros de la organización.

“Un Estado saharaui independiente no es una opción realista para resolver el conflicto y la genuina autonomía bajo Marruecos es la única solución factible”, asegura Trump en su declaración oficial. “Marruecos reconoció la independencia de Estados Unidos en 1777. Es apropiado que reconozcamos su soberanía sobre Sáhara Occidental”, ha añadido.

Desde España, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha pedido “respeto a las resoluciones de la ONU”, que no reconoce la reclamación de soberanía sobre el territorio saharaui por parte de Marruecos y ha instado a Rabat y al Frente Polisario a un proceso de negociación de mutuo acuerdo.

Marruecos, cuarto país árabe adscrito a los ‘Acuerdos de Abraham’

En paralelo al conflicto abierto con el Frente Polisario, Marruecos también normalizará sus relaciones diplomáticas con Israel, convirtiéndose en el cuarto país árabe que se adscribe a los ‘Acuerdos de Abraham’.

El anuncio también es importante porque el Estado marroquí es el país árabe más poblado, después de Egipto, que mantendrá relaciones con Israel. Su reconocimiento, además, puede generar un efecto de réplica en otros países de la región del norte de África, ya que Mohammed VI preside el Comité Al Qods, en el que participan todas las naciones árabes y que, supuestamente, se encarga de velar por el respeto a los lugares solemnes del islam en Jerusalén.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha acogido la noticia con satisfacción y gratitud hacia el monarca marroquí, quien previamente había comunicado al presidente palestino, Mahmoud Abbas, que Rabat sigue abogando por una solución de ‘dos Estados’. “La normalización de Marruecos con la ocupación israelí es una traición a Jerusalén y a Palestina. Confiamos en que el pueblo marroquí rechace esta normalización”, ha dicho Abbas.

Según ha informado Axios, la negociación la han llevado a cabo el consejero superior del presidente Trump, Jared Kushner, el enviado especial para negociaciones internacionales de la Casa Blanca, Avi Berkowitz, y el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Nasser Bourita. El acuerdo prevé la apertura del espacio aéreo de Marruecos a los aviones israelíes además de vuelos directos entre ambos países. También se abrirán embajadas en Rabat y Tel Aviv.

Tras cerrar la negociación con Marruecos, Kushner ha asegurado que “la unión de Israel y Arabia Saudí, y la total normalización es inevitable, pero el tiempo llegará”. “Es algo que se tiene que trabajar”, ha añadido. Una declaraciones que se producen apenas dos semanas después de que Netanyahu y el director del Mossad, Yossi Cohen, viajasen a Riad para mantener un primer encuentro con el príncipe heredero Mohammed Bin Salmán.

Turquía vuelve a enviar embajador a Israel

Horas antes del anuncio de normalización de las relaciones entre Marruecos e Israel, Turquía había decidido volver a enviar un embajador a Israel, en un esfuerzo por estabilizar su relación con el Estado israelí de cara a la nueva administración estadounidense que dirigirá Joe Biden a partir del 20 de enero.

Ankara retiró a su embajador en 2018, coincidiendo con una escalda de violencia en Gaza y el anuncio del presidente Trump de trasladar la embajada estadounidense a Jerusalén.

La persona escogida por Ankara es Ufuk Ulutas, hasta ahora director del Centro para la Investigación Estratégica del Ministerio de Asuntos Exteriores turco. Se trata de un hombre cercano al presidente Erdogan y al que fuentes cercanas describen como “muy inteligente y pro-palestino”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí